¿Por qué debería adoptar un gato adulto?

  • Valoración de los lectores
  • Puntuación 4,8 estrellas
    4,8 / 5 (5 )
  • Tu puntuación


Cuando pensamos en adoptar un gato es frecuente inclinarse por un cachorro, por su ternura, sus juegos y su inocencia, pero ¿no te has parado a pensar en adoptar a un gato adulto? Muchos gatos adultos necesitan un hogar, encontrar a sus humanos, esa familia que los quiera. Algunos han sido abandonados y no pueden vivir en la calle porque no es su medio natural.

Te sorprenderá saber que un gato adulto te dará mucha compañía, te demostrará todo su afecto y agradecimiento por darle el calor de un hogar. Al contrario de lo que se puedas pensar, los gatos adultos están abiertos a aprender y a que les enseñes todo el afecto, cariño y educación que les quieras demostrar.

En PRODA Vinaròs tenemos la suerte de tener gatos adultos y haber dado en adopción a muchos de ellos, todos los humanos que han escogido nuestros gatos adultos están muy agradecidos por el amor y el ronroneo infinito que reciben de ellos. Es lógico que un cachorro se adapte rápidamente a una protectora o a un hogar, ya que no conocen ninguna de las dos cosas y para ellos todo es nuevo. Sin embargo, para los gatos adultos la adaptación a una protectora puede ser larga y dura, ya que, si han sido abandonados, no comprenden el no tener el calor de su hogar. Lamentablemente, y debido a los prejucios, es probable que se quede un largo tiempo con nosotros hasta que alguien decida darles una segunda oportunidad.

Carácter

Los gatos adultos ya tienen un carácter y su personalidad definidas, por lo que desde la protectora podemos ayudarte a encontrar el gato adulto que mejor se adapte a tu forma de vida. Por norma general, estos gatos requieren de menos atención que un cachorro, y son menos activos, juguetones y destrozones. Un gatito no puede estar muchas horas solo y debes estar muy encima para enseñarle todo lo que necesita aprender.

Entorno

¿Entonces un gato adulto es aburrido? ¡Ni mucho menos! Estos gatos son divertidos, muchos de ellos más que los cachorros. Simplemente coge una cuerda o un plumero y disfruta de horas de entretenimiento. Si se trata de un gato que ya había vivido anteriormente con humanos, rápidamente sabrá que tiene que acudir a su arenero, sacarle brillo a sus uñas en un rascador y que los niños son su mejor baza si le paetece jugar. Si no ha estado en un hogar previamente, no pasa nada. En la protectora ya se les enseña unas pautas de limpieza y se adaptarán rápidamente a las normas de una casa.

Cómo preparar su llegada

En el blog tenemos una entrada sobre cómo prerarar la llegada de un minino a casa, pero además, te aconsejamos:

  • Déjalo que explore tu casa y se mueva con tranquilidad. Sin sobresaltos. A los gatos les gusta oler y reconocer el espacio, y es necesario que se sienta cómodo cuando lo haga. Síguelo para ver que no se mete en problemas durante su exploración, pero dejándole siempre su espacio.
  • Tener siempre su bebedero con agua fresca y cambiarla diariamente. Incluso cuando no la haya ni probado.
  • Si le cambias el pienso, es importante hacer una transición durante 4 ó 5 semanas, mezclando el pienso antiguo y el nuevo hasta cambiárselo totalmente.
  • Si en algún momento se muestra nervioso y maúlla, di su nombre suavemente, acarícialo, tómalo en tus brazos y hazle saber qué todo está bien. Ponlo en su camita o jaula para que se tranquilice, o dale un poco de comida si se muestra reacio a que lo toques.

Otras mascotas

Si ya tienes otras mascotas en casa u otros gatos, te recomendamos leer nuestra entrada en el blog sobre las presentaciones entre dos gatos. En cualquier caso, es normal que bufen o se muestren agitados. Es necesario darles un tiempo de adaptación a todas las mascotas y vigilar los comportamientos hasta que se hagan inseparables.

Es importante durante las primeras semanas no dejarlos solos en la misma estancia si no vais a estar en casa, disponer de habitaciones separadas con todo lo necesario para que se sientan cómodos y poco a poco dejar que se conozcan.

Y nunca nunca les grites, asustes ni realices movimientos bruscos, ya que lo pueden interpretar como una agresión. Si tienes niños en casa, habla con ellos para que entiendan que no deben estar muy encima del nuevo gato hasta que éste haya encontrado su espacio en la casa y reconozca a todos sus humanos.

Terrazas, jardines y espacios abiertos

Si nada más llegar a casa dejamos al gato adulto salir afuera y tiene la posibilidad de salir a la calle o al campo, es probable que se marche y no vuelva, así que te recomendamos que durante las primeras semanas, no salga de casa, para que se acostumbre a su entorno y humanos. Los gatos son muy ágiles, así que es probable que esperen un despiste para salir volando por donde puedan.

Pero tranquilo, que un gato adulto no tratará siempre de huír, una vez entiendan que tienen el calor de un hogar, comida en su plato, agua, juegos y atenciones, no querrá irse a ningún lugar.

Desde PRODA Vinaròs queremos concienciar de que los gatos adultos no son ariscos, ni aburridos, ni difíciles de educar. Merecen una oportunidad, son unos animales muy agradecidos y están esperando tu cariño para devolvértelo con ronroneos y fidelidad.

[X]