Todo lo que necesitas para tener un gato feliz y sano.

Nos llegan muchas preguntas de nuestros adoptantes sobre cuál es la mejor manera de cuidar a su gato y saber si es feliz, o cómo hacer que esté más agusto que un arbusto en su hogar.

Os queremos dar unos consejos para hacer la vida de vuestro felino más plena y que todos disfrutéis de una vida más saludable y feliz. Es conocido por todos que los gatos son animales domésticos más independientes que otras mascotas, como podría un perro, pero esto no significa que no necesite cuidados y que dispongas de un ratito cada día para dedicarle y estar con él, ya que aunque no lo creas, tu gato necesita tu cariño y atenciones.

De la misma manera que los gatos callejeros tienen su medio natural, los gatos caseros también necesitan su entorno, es decir, tu casa, con sus necesidades cubiertas. Tu gato no necesita solo que lo alimentes, para ser feliz necesitará estímulos y espacio para desarrolar su instinto felino.

El entorno
Haz sentir a tu gato como uno más de tu familia y dale su propio espacio, a los mininos, por naturaleza, les gustan los sitios elevados desde donde puedan controlar todo lo que pasa a su alrededor. Prepárale una caja y hazlo el gato más feliz del planeta. Dale acceso a diferentes habitaciones para que el gato pueda desplazarse y merodear por diferentes estancias, su instinto curioso hará que cambie de ambiente para buscar nuevos estímulos.

Su espacio
Aunque te lo encontrarás durmiendo en los sitios más insospechados, como una zapatilla, una caja, una silla o incluso te lo puedes encontrar durmiendo dentro de tu armario, a los gatos también les gusta tener su espacio blandito donde descansar cuando les apetezca. Puedes prepararles una cama para gatos en el suelo o en algún sitio elevado y si tiene acceso a alguna ventana, mejor que mejor, a los gatos les gusta tener controlado el entorno y se entretienen mirando al exterior.

Alimentación para gatos
Una buena dieta es fundamental para que tu gato esté fuerte, sano y tranquilo. En PRODA Vinaròs apostamos por la castración de gatos y gatas, estos felinos castrado tienen más propensión a la obesidad, por lo que será fundamental que adquieras comida de acuerdo a las necesidades de tu gato por edad y estado.
Si tienes dudas acerca del pienso o comida húmeda que darle a tu gato, pregunta en tu tienda de mascotas o veterinario más cercano, estarán encantados de ayudarte.
No olvides pasar a tu minino por la báscula de vez en cuando para asegurarte de que tiene no tiene sobrepeso.

Afilarse las uñas, el famoso rascador
Para evitar algún que otro disgustos con tu sofá y para que tu gato pueda afilarse las uñas, te recomendamos un rascador para gatos que podrás encontrar en tiendas especializadas para mascotas. Lleva a tu gato al poste y pásale las pezuñas por el rascador, esto liberará feromonas que ayudará al gato a regresar al mismo sitio cada vez que necesite estirarse y rascarse las uñas.

Higiene y limpieza
Los gatos son muy sensibles a los olores y, como ya sabrás, cuidan de su propia higiene, esto significa que debes tener su espacio para comer y hacer sus necesidades siempre limpio. Los gatos entierran sus heces para evitar ser detectados, es su naturaleza, y si creen que su arenero no está limpio buscarán otro sitio para ello. Retira sus heces diariamente con la ayuda de una pala y cambia su arena regularmente, dos veces a la semana sería ideal.
Muchos adoptantes nos preguntan si es necesario bañar a su gato, la respuesta es no. Estos pequeños felinos son capaces de mantenerse limpio y ocuparán largas sesiones al día para permanecer lustrosos y libres de olores. Únicamente báñalo si está realmente sucio, ha entrado en contacto con algún producto peligroso o está enfermo y no puede limpiarse solo.

¿Jugamos?
Estimula a tu gato diariamente para que sea un gato feliz, a estos pequeñines les encanta interactuar con sus humanos, así que juega con ellos, con una cuerda, plumero, peluches, cualquier estímulo que veas que le guste perseguir y atrapar. Evita los punteros láser ya que podría causar frustración a tu gato al no poder cazarlo.

¿Me acaricias?
Sí, tu gato necesita también cariño, así que no escatimes en mimos, acaricia a tu gato y háblale de manera cariñosa. A la gran mayoría de los gatos les gusta que les acaricien detrás de las orejas, la barbilla y a ambos lados de la nariz.
Desliza tu mano por su cabeza siguiendo su columna vertebral hasta la cola, nunca en dirección contraria, ya que podría no gustarle.
Por norma general, un gato que te muestra su panza, es un gato que confía en ti, así que aprovecha para tocarle un poco su barriga, pero no durante mucho tiempo, ya que podría estresarlos.
En cualquier caso, los gatos te mostrarán cuánto afecto quieren que les des, si ves que no quiere que lo toques, déjalo a su aire, ya que de otra manera, podrías causarle estrés. Por norma general, adorarán que les dediques unos minutos solo para ellos.

Adopta a otro gato
A pesar de tener fama de independientes, a los gatos les gusta la compañía, así que ¿porqué no darle un hermanito? En PRODA Vinaròs te aconsejaremos sobre los gatos que tenemos en adopción y por carácter y edad encontraremos a su hermanito o hermanita ideal. Y recuerda, no compres, adopta.

Ir arriba